El amor al estilo de Erik Satie


El cristal es un embrujo, un encantamiento. Tierra, resina, fuego y aire soplado, desde un cuerpo, que crea formas mágicas. Que la luna es de cristal, también lo sé. Ayer jugamos con cristales a ocultarnos, a mirarnos al trasluz, le hicimos sonar ¡Tintín! Y le teñimos de color cereza, de regaliz infantil y de la tierra y el sol. Nos divertimos, como dice Satie que es el deporte: ¡Qué guapa es! ¡Me gustaría estar en la luna!

No hay comentarios:

Publicar un comentario